Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

BONACHÓN

Como su propio nombre indica, Bonachón es un poni adorable, pero ha tenido muy mala suerte. Lo enviamos a Holanda con toda la buena fe, con el fin de que una buena familia lo quisiera de por vida. Sin embargo, a los seis meses se “cansaron” de él y, sin dar ninguna explicación, nos lo devolvieron. Pronto supimos por qué. Le habían destrozado varias vértebras. Así que Bonachón nunca más podrá ser montado, por lo que tiene, desgraciadamente, menos posibilidades de que alguien quiera adoptarlo, aunque no perdemos la esperanza… Al fin y al cabo, los “padres adoptivos” de caballos como Don Bombón, Lucky o Mandy nos han enseñado que hay personas maravillosas que cuidan de sus animales hasta el fin de sus días, sin recibir “nada” a cambio, salvo compañía, amistad y amor.

APADRINAR Volver