Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

HADA

Hace unos años, la Asociación CYD Santa María recogía principalmente animales viejos o gravemente enfermos, que ya nadie quería. Con la crisis, la situación ha empeorado. Grupos de animales jóvenes atraviesan las carreteras en busca de agua y comida. Nuestra incansable voluntaria Anna encontró a una pequeñísima Hada, de apenas dos meses, con un hierro clavado en una de sus manos. Los veterinarios nos explicaron que la lesión era tan grave que, posiblemente, nunca volvería a andar bien. Sin embargo, los milagros ocurren a diario en el Albergue CYD Santa María y Hada (completamente recuperada) está esperando una familia que quiera adoptarla.

APADRINAR Volver