Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

JAZMÍN

Esta yegua tuvo en el Albergue la potrilla más bonita que podáis imaginar… ella es preciosa también. Pero los malos tratos a los que fue sometida y el abandono posterior en una montaña sin apenas agua y sombra durante años, le quemaron los ojos, haciendo que éstos nunca puedan recuperarse del todo. Su vista no es perfecta, pero podrá ser un excelente caballo de compañía o para pasear. Sólo necesita paciencia y cariño. A cambio, ella dará lo mejor de sí misma, estamos seguros… ¡y será mucho!

APADRINAR Volver