Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

SAHRAH

Sahrah fue fruto de un embarazo “no deseado”. Su madre la rechazó e incluso intentó matarla nada más nacer. La excepción a la regla (casi todas las yeguas que hemos conocido con potro han sido grandes madres). Así que, una vez más, la presidenta de esta Asociación se convirtió en madre adoptiva. A lo largo de los últimos años, hemos buscado un “dueño”, una persona, que quisiera mimarla y cuidar de ella, pero, al ser pequeñita, nadie la ha querido. Sahrah es una yegua sensata, seria, rodeada por un halo de tristeza. Tristeza que quizás sea fruto de no haber sentido, durante tantos años, que era especial para alguien…

APADRINAR Volver