Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

ADHAM

Cómo iba a imaginarse este caballo… y nosotros…, que aquel animalito asustado que encerraron en un box sin comida ni agua para que muriera y no supusiera más dinero para su dueño, iba a acabar viviendo en los verdes prados holandeses ¡¡¡con la más increíble de las niñas!!! Los compañeros de Adham no tuvieron tanta suerte, cuando llegamos, estaban muertos en sus boxes con los dientes destrozados de haber tratado de arañar las paredes para comer la cal. Con Adham sufrimos durante días para devolverlo a la vida, pero ¡lo consiguió! A los pocos meses, Lisanne y él se encontraron en el Centro y se enamoraron nada más verse. Lisanne nos ayudó mucho, con su cariño y compromiso, en el proceso de recuperación de Adham. La admiración que sentimos por nuestros voluntarios no tiene límites…

Volver