Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

Alegría

El maltrato, por desgracia, podemos encontrarlo en todos los sitios y se manifiesta de maneras muy diferentes… Esta pobre yegua proviene de una escuela de equitación… Su dueño, la tenía en pupilaje y no fue capaz de pagar 60 € por un simple arreglo en su dentición ¡¡¡y nadie fue capaz de obligarle o denunciar la situación!!! La yegua nos llegó casi cadáver por el estado de malnutrición en que se encontraba y aún hoy en día nos cuesta creer cómo puede haber gente tan despiadada. Le pusimoººs de nombre Alegría, a ver si a fuerza de repetirlo, conseguíamos que recuperase algo de la alegría que le habían robado, pese a ser la yegua más buena del mundo. Por suerte, hay personas muy diferentes y, hoy por hoy, es la compañera inseparable y casi diríamos que niñera de un chaval increíble, cuya familia sabe inculcarle el respeto y amor por los animales, conceptos que las otras personas que la tenían no saben ni siquiera pronunciar.

Volver