Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

CAESAR

Caesar lo pasó realmente mal hasta que llegó Daniel a su vida. Se trata de un caballo temperamental, fuerte, inseguro… Incomprendido. Lo rescatamos junto a Salomón, pero sus caracteres son diametralmente opuestos. Aún hoy, muchas personas consideran que los caballos se pueden dejar en “cualquier sitio” lo que es totalmente absurdo e ilegal. Estos dos jóvenes caballos permanecían atados en una parcela llena de escombros, cristales, latas, y esqueletos en Coín, y en, al menos, dos ocasiones, habían logrado desatarse poniendo en peligro a los ciudadanos que circulaban por una de las carreteras más transitadas del pueblo. Además, estos animales durante días sólo dispusieron de las aguas fecales del municipio. Los rescatamos, tras ser requeridos por el SEPRONA, para garantizar su bienestar y evitar un accidente en la vía pública. Caesar, ahora, es feliz junto a la familia de Daniel y ha pasado de ser un caballo arisco al animal más noble del mundo. Las buenas condiciones, el respeto, la paciencia, el amor y el sentido común… ¡lo pueden todo! Gracias Daniel por las fotos y por, en su día, aceptar el reto de adoptar a Caesar.

Volver