Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

DIANA

La pobrecita pasó de tener la peor suerte imaginable a la mejor del mundo… La rescatamos en pésimas condiciones, la adoptaron y la devolvieron aún en peor condición, la volvimos a recuperar y volvió a salir… Poco después recibimos una llamada del centro donde la habían abandonado ¡POR TERCERA VEZ! En ninguno de los dos casos pudimos localizar a los adoptantes ya que salieron del país sin siquiera avisar de que dejaban sus animales atrás… Pero de repente su suerte cambió el día que una familia (que prefiere no dar su nombre) llegó al Albergue buscando un caballito para sus niños… A los pocos meses de dar a Diana en adopción, recibimos una llamada de su nueva familia y nos temimos lo peor, que quisieran devolverla, en lugar de eso, nos dieron la sorpresa de que habíamos sido “titas”, una vez más, pero que estaban encantados de acoger en su familia al potro de Diana. Ojalá todas las personas que se acercan el CYD fueran igual de buenas y generosas… No podemos estar más agradecidas a esta estupenda familia y les mandamos todo el amor del mundo desde estas líneas.

Volver