Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

Mikaela y Layla

Mikaela es un dulce de yegua. Ella vivía en un basurero, junto a su potra recién nacida, cuando las rescatamos. Una de nuestras voluntarias de la Costa nos alertó sobre el grave estado de la potrilla. Se había clavado un hierro en una de sus manos. El diagnóstico del veterinario fue claro: “Es muy grave y si la infección no la mata y logramos salvarle la vida, es posible que se quede coja de por vida”. Y nosotros pensamos: “Si es así, ¿qué mejor lugar que el Albergue para atenderla y que tenga una buena oportunidad en el futuro?”. Y así los hicimos, las rescatamos y recuperamos en el CYD. Pronto, Mikaela fue adoptada por nuestra querida voluntaria Sue. Comparten muchos paseos, juegos y risas y nosotros nos sentimos muy afortunados de tener los voluntarios que tenemos, no sólo nos ayudan en el refugio, sino que, muchas veces, abren las puertas de su hogar al animal que más los necesita.

Volver