Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

SPIRIT Y PITUFO

Spirit lo pasó muy mal durante sus primeros meses de vida. Vio morir a casi todos sus compañeros. En 2011 una Jueza emitió un auto, donde nos permitía ayudar a estos animales y nombraba al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, responsable económico de los mismos. El Consistorio pagó las primeras cuatro facturas y contraviniendo al cien por cien el auto de la Jueza, a partir de ese momento dejó de cumplir con sus obligaciones para con los caballos, sumiéndonos al proyecto del CYD, y quienes formamos parte de él, en una situación desesperada. Lo pasamos muy mal, pero tenemos mucha fe y cada día buscábamos una respuesta, una ayuda entre nuestros contactos y amigos y… ¡la encontramos! Desde estas líneas queremos dar las gracias de todo corazón a la Sra. Klein y a la Fundación Bund Deutscher Tierfeund por su apoyo y comprensión. Su ayuda llegó como un Milagro para nosotros y somos muy conscientes de que sin su colaboración, en ese momento, no hubiéramos podido seguir para adelante. Les damos las gracias por todo lo que hacen por los animales, y, en concreto, por ayudarnos cada año a dar un paso más a favor de los caballos que peor lo están pasando en nuestro país… Por si todo lo ya dicho fuera poco, hace unos años, la Sra. Klein y Jessi adoptaron a Spirit, con el fin de garantizar su bienestar y darle un porvenir en Alemania. No podemos sentirnos más agradecidos. Desde estas líneas, hoy y siempre, Gracias.

Volver