Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

VOLTERETA

Voltereta es una potra muy especial. Por muchos años que pasen para nosotros siempre será nuestra potrilla. Linda, muy estilizada… a su madre, Dulcinea, la rescatamos en un avanzado estado de desnutrición, lo que debió afectarle porque jamás engordó como hubiéramos deseado. Pasó meses muy duros en nuestro Albergue por ser rechazada por los otros caballos y por sus severos problemas de piel. Finalmente, apareció en su vida Marjolein, una voluntaria del CYD, que se enamoró perdidamente de ella y no dudó en llevársela a Holanda. En las fotos que nos manda, Voltereta se ha recuperado de sus problemas de piel (el cambio de clima fue una de las razones por las que decidimos entregarla en adopción y desprendernos de un ser tan querido para nosotros) y a ambas se las ve muy felices juntas. Cómo iba a imaginarse este caballo… y nosotros…, que aquel animalito asustado que encerraron en un box sin comida ni agua para que muriera y no supusiera más dinero para su dueño, iba a acabar viviendo en los verdes prados holandeses ¡¡¡con la más increíble de las niñas!!! Los compañeros de Adham no tuvieron tanta suerte, cuando llegamos, estaban muertos en sus boxes con los dientes destrozados de haber tratado de arañar las paredes para comer la cal. Con Adham sufrimos durante días para devolverlo a la vida, pero ¡lo consiguió! A los pocos meses, Lisanne y él se encontraron en el Centro y se enamoraron nada más verse. Lisanne nos ayudó mucho, con su cariño y compromiso, en el proceso de recuperación de Adham. La admiración que sentimos por nuestros voluntarios no tiene límites…

Volver