Crónica de un juicio anunciado

Pues nada… se aclaró la incógnita…

Cómo me disgusta en mi trabajo tener razón…

1 Rescate Tolox 8 de eneroNo ha hecho falta que acudiera a nuestro último juicio por maltrato animal. Por eso no me habían llamado. ¿Para qué​​?

El resultado de la sentencia ha sido al parecer que el demandado ha aceptado todos los cargos (muy bien asesorado, seguro) y por ello, “como ha sido malo, pero ha prometido que no lo volverá a hacer”, el juez ha decidido que durante un añito no tenga animales a su nombre (como si no los pudiera poner a nombre de su tía la del pueblo) y que aunque se le condena a seis meses de prisión, no tendrá que cumplirlo si en tres años no comete otro delito… (¡​​có​mo que no va ​a ​andar listo este buen hombre!)​. E​so sí, a pagar la miseria de las costas procesales, que, en realidad, pocas han habido… o sea, nada.

A mí me suena a algo así como:

FISCAL:​ ​”¿​S​abe usted que ha sido malo?​”

ACUSADO:​ ​”Sí, señor, cuanto lo siento, pero por mis muertos apelotonados que no lo hago más”

JUEZ:​ ​”¡Ahhhh, bueno, entonces nada​!​”

Y​ hala… a celebrarlo por ahí…

Pero déjenme que les explique lo que pasó:

Este homo erectus encerró a tres animales en su casa y cortó el agua y cerró las puertas ​de las cuadras ​hasta que dos de los caballos murieron de hambre y sed. Cuando el SEPRONA, OCA y nosotros llegamos tuvimos que caminar entre los líquidos putrefactos de los animales viendo las marcas en la pared de sus dientes, destrozados de haber intentado rascar la cal y la pintura para comer. También se habían comido sus propias colas y partes del cuerpo. Enfrente justo había una pradera verde con hierba fresca que vieron hasta el momento de su muerte. La parcela del homo sapiens era preciosa y la casa construida con buenos materiales y muro de seguridad… para pasar los ​”​findes​”​ en buena compañía…

Dos caballos en Tolox dejados morir de hambre y sed por su propietarioTuve que quemar mi ropa cuando llegué a casa porque no podía soportar el olor y cuando salvamos al tercero su recuperación nos costó en total cerca de cuatro mil euros hasta que pudo ser entregado en adopción. Tuvo que hacer varias paradas en un trayecto de pocos kilómetros porque no se podía sostener. Era piel y huesos.

¿Alguien ha visto “Un día de furia”​ ​de Michael Douglas​…​?​ ​¡​P​ues eso!

CyD Santa Maria

La Asociacion CYD Santa Maria se ocupa de la recuperacion y reubicacion de especies animales maltratadas, en especial caballos