Donde come uno…

unoMe acabo de enterar de que este mes una de nuestras denuncias estará en los tribunales. Y digo me acabo de enterar porque me paso el día llamando a los juzgados o a la Administración, no porque me llamen ellos, claro.

dosEl caso fue muy grave y al parecer la Fiscalía ha decidido juzgarlo como delito… han llamado al SEPRONA de testigos y al perito, pero… no a mí… Es extraño porque, normalmente, me llaman porque no se enteran ni del nodo. Yo defiendo al animal, aportando todo tipo de pruebas y las leyes que lo amparan y, de paso, solicito el castigo y aporto la solución… básicamente, se lo pongo fácil. La mayoría de las veces, el fiscal de turno no creo que se haya leído ni la Normativa o leyes que asisten a los animales y si hablamos de Agricultura… ¡bah!, mejor no hablamos.

tresEl hecho de que no me hayan llamado, me parece cuanto menos sospechoso. A ver qué “arreglito” ha habido por ahí… puede que me esté precipitando con estas palabras, pero… ya nos enteraremos…

Pensando en esto me he acordado de unas fotos que tenía. Reflejan ciegamente lo que debe de pensar la Administración y los jueces respecto a los Centros de Protección Animal en España. Nos llenan de animales pero no nos proporcionan asistencia alguna para poder darles una nueva oportunidad. Deben de pensar que “donde come uno, comen dos” y… como veréis en las fotos, ¡¡¡hasta tres!!! pero eso sí… que se lo repartan entre ellos los pobres animales porque nosotros no podemos permitirnos el lujo de poner más comida en sus cuencos.

Y a excepción de personas con conciencia y que lo que les sobra es buena voluntad, a nadie más parece importarle.​

CyD Santa Maria

La Asociacion CYD Santa Maria se ocupa de la recuperacion y reubicacion de especies animales maltratadas, en especial caballos