El “Derecho a la defensa” de nuestro Código Penal

Leído así, suena hasta bonito.
Pensado bien… pues… a veces no tanto. A veces, te da qué pensar.
No quiero pecar de anarquista, ni crear una “Asociación del rifle a la española”, pero ojalá TODOS estuviéramos igual de defendidos en nuestra obsoleta, desde mi punto de vista y por muchos motivos, legislación penal.
E Blog 20160102 1 Incautacionste mes teníamos no ya un juicio sino, para mí, “El Juicio”. Ese por el que llevo esperando casi cinco largos años y cuya demora costó la vida en el 2011 a más de cinco animales que sufrieron lo indecible. Ese, que en realidad, debió de comenzar en el año 2009 con la muerte de decenas de perros y caballos muertos de hambre y que en aquella ocasión no se admitió a trámite. Ese, que continuó sin admitirse en el 2010 con el salvamento de una tigresa en condiciones lamentables y la muerte otra vez de muchos caballos y canes y que tampoco acabó en los juzgados.
Para todos estos animales y nosotros, como denunciantes, no hubo, pese a nuestros esfuerzos “derecho, no ya a la defensa, sino a nada”  durante más de tres años.

Y al cuarto año, por fin, en concreto, al final del mes pasado, parecía materializarse.
Pero no llevó a ninguna parte.
Ni el acusado ni su abogado se presentaron.
O al menos eso nos dijeron a los dos Guardias Civiles del SEPRONA que acudieron como testigos, nuestro veterinario, los dos veterinarios oficiales de la OCA, nuestro abogado, mi hermana y yo. Blog 20160102 2 Incautacion
Que ya, si eso, el próximo año.
Y ya está.

Los pocos animales que pudimos rescatar vivos aquel último año de las manos de “el de derecho a la defensa”  fueron 21. Tres de ellos murieron al poco tiempo pese a nuestros esfuerzos. El resto, nos costó la misma vida (y el pelo a mi hermana, que se le cayó de los nervios ese mes), sacarlos adelante y que sobrevivieran sin secuelas. Del dinero que supuso, ni hablamos. Del tiempo y la dedicación tampoco. Y de la rabia e impotencia que sentimos hace dos semanas…. Mejor no hablo.
Blog 20160104 3 IncautacionY… de todo ello, a nosotros, quién nos defiende? La Constitución Española, es clara al respecto y declara el “derecho a  un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías…”
¿Dónde está dicho derecho para los jueces que juzgan los casos de maltrato animal en este país? A veces pienso que no sólo se violan las leyes de protección animal en estos casos sino los de aquellos que los defienden también.
Y vuelvo a repetir, como en tantas otras ocasiones, que lo único que me mantiene en este trabajo es la FE.
La FE, en que los veré a todos en el infierno y que allí no hay legislación penal que los defienda.

concordia cyd