Galería

 

CACIQUE

¡Menudo porte el de este chavalín! Es aún muy pequeñito, pero apunta maneras… Estuvo muy enfermo, por el grave estado de deterioro en el que llegó y porque estaba lleno de parásitos que le provocaron úlceras, pero todo eso ha quedado atrás y sigue creciendo sano y feliz en el refugio. Tiene unos movimientos increíbles y estamos seguros de que si algún día diera con un buen jinete, sería un gran caballo de deporte. Su cuerpecito es perfecto y su carácter aún más. ¡Parece como si en la repartición de bienes se lo hubiera llevado todo! Además… ¿habéis visto esos ojos?

APADRINAR Volver