Galería

 

DON BOMBÓN

La historia de este pequeño poni es también asombrosa. Al animal lo atropellaron en una carretera al lado de un centro para perros y gatos muy conocido en Málaga. Tras varias horas de estar tirado en la carretera, finalmente, recogieron al poni y lo tuvieron sin atención veterinaria durante varios días hasta que una persona denunció la situación. Denuncia en mano, nos autorizan a “rescatar”, nuevamente, al poni del centro subvencionado… Lo trajimos a casa, al CYD, y lo primero que hicimos, por supuesto, ¡fue prestarle atención veterinaria! Muchas veces, hemos denunciado que los propietarios no llaman a los veterinarios cuando sus animales enferman, pero que ni siquiera lo hagan los centros especializados y que gozan del respaldado de las instituciones públicas, nos parece sencillamente deplorable.

Volver