Slide background
Slide background
Slide background

Galería

 

SNOWBALL

La primera vez que la vimos estaba tirada sobre sus propios excrementos… En cuanto la recogimos y empezamos a cuidarla, su enfermedad y, en general, su estado de salud, experimentó una gran mejoría. A veces, los enfermos crónicos no requieren tantas atenciones, tan sólo amor, interés y seguir la evolución del paciente… Por supuesto, contando siempre con ayuda veterinaria. Dejar a nuestro animal de lado porque está enfermo no es una opción… Si no lo hacemos por razones éticas, hagámoslo por motivos interesados. Si enseñamos a nuestros hijos a “abandonar” y despreocuparse de los que sufren, ¿qué pasará con nosotros cuando nos veamos desamparados y necesitemos ayuda?

Volver 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies